miércoles, 17 de diciembre de 2014

MINIMICE LA FIJACIÓN DE LA VISTA - RESUMEN

Los principios de las capacidades humanas y la economía de movimientos se basan en una comprensión elemental de la psicología humana y deben ser de gran utilidad en la aplicación del análisis de métodos con el operario en mente. Sin embargo, el analista no necesita ser un experto en anatomía y psicología humanas para poder aplicar estos principios. En realidad, para propósitos de la mayoría de las tareas, es sufi ciente utilizar la Lista de verifi cación de la economía de movimientos, la cual resume la mayoría de estos principios en un formato tipo cuestionario (vea la fi gura 4.16).

martes, 16 de diciembre de 2014

MINIMICE LA FIJACIÓN DE LA VISTA

Aunque las fi jaciones y movimientos de los ojos no pueden eliminarse en la mayoría de los trabajos, la ubicación de los objetivos visuales principales debe optimizarse respecto al operario. La línea de vista normal es de alrededor de 15° por debajo de la horizontal (vea la fi gura 5.5) y el campo visual principal se defi ne, grosso modo, como un cono con un arco de ±15° centrado en la línea de vista. Ello implica que, dentro de esta área no son necesarios los movimientos de la cabeza y se minimiza la fatiga de los ojos.

lunes, 15 de diciembre de 2014

TRABAJO CON AMBAS MANOS Y PIES DE MANERA SIMULTÁNEA

En razón de que la mayoría de los ciclos de trabajo se lleva a cabo con las manos, resulta económico liberarlas del trabajo que puede llevarse a cabo con los pies, pero sólo si este trabajo se realiza mientras las manos están ocupadas. Puesto que las manos son más hábiles que los pies, sería un poco tonto dejar que éstos ejecuten tareas mientras las manos estuvieran ociosas. Los dispositivos de pedal que permiten la sujeción, sacado de partes o alimentación a menudo pueden arreglarse para liberar las manos para otro trabajo más útil y, en consecuencia, reducir el tiempo del ciclo (vea la fi gura 4.15). Cuando las manos están en movimiento los pies no deben moverse, puesto que los movimientos simultáneos de las manos y pies son difíciles. Sin embargo, los pies pueden estar aplicando presión a algo, como, por ejemplo, a un pedal. Asimismo, el operario debe estar sentado, ya que es difícil operar un pedal mientras se está parado, lo cual signifi ca mantener el peso de todo el cuerpo con el otro pie.

sábado, 13 de diciembre de 2014

USO DE LA CLASIFICACIÓN PRÁCTICA MÁS BAJA DE MOVIMIENTOS - II

4. Los movimientos de dedos, muñecas, antebrazos y brazos superiores, que comúnmente se conocen con el nombre de movimientos de hombros o de cuarta clase, requieren considerablemente más tiempo para una distancia determinada que las tres clases descritas con anterioridad. Los movimientos de cuarta clase se utilizan para realizar movimientos de transporte de partes que no se pueden alcanzar con sólo estirar el brazo. Con el fi n de reducir la carga estática de los movimientos de los hombros, las herramientas deben diseñarse de tal manera que el codo no tenga que elevarse mientras se lleva a cabo el trabajo. 
5. En los movimientos de quinta clase se incluyen movimientos corporales tales como del tronco, los cuales son los que consumen una mayor cantidad de tiempo y que, en general, deben evitarse. 

Los movimientos de primera clase requieren la menor cantidad de esfuerzo y tiempo, mientras que los de quinta clase se consideran los menos efi cientes. Por lo tanto, en la práctica utilice siempre la clasifi cación de movimientos más baja posible para realizar el trabajo de manera adecuada. Lo anterior involucrará una consideración muy cuidadosa de la ubicación de las herramientas y materiales, de tal manera que se puedan diseñar los patrones de movimiento ideales. 

Esta clasifi cación del movimiento fue demostrada de manera experimental por Langolf et al. (1976), mediante una serie de movimientos posicionales hacia y desde objetivos, conocidos como tarea de ramifi cación de Fitts (Fitts, 1954), tema que se estudia con mayor detalle en el capítulo 7. El tiempo del movimiento aumenta en función de la difi cultad de la tarea (vea la fi gura 4.14), pero también aumenta a mayores niveles de clasifi cación; esto es, la pendiente del brazo (105 ms) es más abrupta que la de la muñeca (45 ms), la cual a su vez es más abrupta que la del dedo (26 ms). El efecto se debe simplemente al tiempo adicional que se requiere para que el sistema nervioso central procese articulaciones adicionales, unidades motoras y receptores.

viernes, 12 de diciembre de 2014

USO DE LA CLASIFICACIÓN PRÁCTICA MÁS BAJA DE MOVIMIENTOS - I

El conocimiento de la clasifi cación de los movimientos juega un papel importante en el uso apropiado de esta ley fundamental de la economía de movimientos en los estudios de métodos. La clasifi cación es la siguiente: 
1. Los movimientos de los dedos se llevan a cabo moviendo el o los dedos mientras que el resto del brazo se mantiene inmóvil. Éstos son movimientos de primera clase y los más rápidos de las cinco clases de movimientos. Los movimientos típicos de los dedos son enroscar una tuerca, golpear las teclas de una máquina de escribir o tomar una pieza pequeña. Por lo general
existe una diferencia muy signifi cativa en el tiempo que se requiere para llevar a cabo movimientos con los dedos, de los cuales el índice es el más rápido. Debido a que los movimientos repetitivos de los dedos pueden traer como consecuencia desórdenes de trauma acumulativo (vea el capítulo 5), las fuerzas de éstos deben mantenerse en un nivel bajo mediante el uso de interruptores de barra en lugar de interruptores de disparo. 
2. Los movimientos de dedos y muñecas se llevan a cabo mientras el antebrazo y el brazo superior se mantienen estacionarios y se conocen con el nombre de movimientos de segunda clase. En la mayoría de los casos, los movimientos de dedos y muñecas consumen más tiempo que, estrictamente, los movimientos de dedos. Los movimientos típicos de dedos y muñecas ocurren cuando se coloca una parte en una base o soporte o cuando se ensamblan dos partes que embonan. 
3. Los movimientos de dedos, muñecas o del brazo inferior, que se conocen comúnmente como movimientos del antebrazo o movimientos de tercera clase, incluyen aquellos movimientos realizados por el brazo debajo del codo mientras que el brazo superior permanece estacionario. Como el antebrazo está formado por músculos relativamente fuertes y que no se fatigan, las estaciones de trabajo deberían estar diseñadas para hacer uso de estos movimientos de tercera clase en lugar de movimientos de cuarta clase. Sin embargo, el trabajo repetitivo que involucra fuerza con los brazos extendidos pueden provocar lesiones, por lo que la estación de trabajo deberá estar diseñada de tal manera que los codos puedan mantenerse a 90° mientras se realiza el trabajo. 

martes, 9 de diciembre de 2014

USO DE MOVIMIENTOS CURVOS CONTINUOS

Debido a la naturaleza de los enlaces de los segmentos del cuerpo (los cuales típicamente se aproximan a las articulaciones), es más fácil que el ser humano produzca movimientos curvos, esto es, que gire alrededor de una articulación. Los movimientos en línea recta que involucran cambios repentinos y agudos de dirección requieren de más tiempo y son menos precisos. Esta ley puede demostrarse fácilmente si se mueve cualquiera de las manos siguiendo un patrón rectangular y después moviendo la misma mano, ahora con un patrón circular de aproximadamente la misma magnitud. Es muy evidente la gran cantidad de tiempo que se requiere para realizar los cambios repentinos de dirección de 90°. Para realizar un cambio de dirección, la manos deben desacelerarse, cambiar de dirección y acelerarse hasta que sea el momento de desacelerar de nuevo para hacer el siguiente cambio de dirección. Los movimientos curvos continuos no requieren desaceleración y, en consecuencia, se llevan a cabo más rápido por unidad de distancia. Lo anterior se demuestra de una manera muy precisa en la fi gura 4.13, con sujetos que realizan movimientos posicionales con la mano derecha en ocho direcciones en un plano horizontal a partir de un punto de comienzo central. El movimiento de la izquierda inferior a la derecha superior (giro alrededor del codo) requirió 20% menos de tiempo que el movimiento perpendicular desde la derecha inferior hasta la izquierda superior (movimientos adicionales no normales lineales de los brazos y hombros).

lunes, 8 de diciembre de 2014

UTILICE LOS RITMOS NATURALES DEL CUERPO

Los refl ejos de la espina dorsal que excitan o inhiben los músculos también conducen a ritmos naturales en el movimiento de los segmentos del cuerpo. Éstos pueden compararse de manera lógica con los sistemas de segundo orden masa-resorte-carga, donde los segmentos del cuerpo representan la masa y el músculo resistencia interna y amortiguamiento. La frecuencia natural del sistema dependerá de los tres parámetros, pero la masa del segmento tendrá el efecto mayor. Esta frecuencia natural es fundamental para el desempeño efi caz y automático de una tarea. Drillis (1963) ha estudiado una gran variedad de tareas manuales comunes y ha sugerido ritmos óptimos de trabajo de la manera siguiente:
Figura 4.12 Estación de trabajo ideal que permite al
operario ensamblar un producto a través de una serie
de movimientos simétricos realizados de manera simultánea
hacia afuera y hacia el centro del cuerpo.